Cáncer de pulmón: el 92% de los casos tempranos detectados con un TAC se pueden curar

Cáncer de pulmón: el 92% de los casos tempranos detectados con un TAC se pueden curar

Tras la clausura del 32 Conferencia de Internacional de Cribado de Cáncer de Pulmón de IELCAP (International Early Lung Cancer Action Program), los resultados expuestos no han dejado indiferente a la comunidad científica: “El 80% de las personas diagnosticadas de cáncer de pulmón de forma precoz mediante un TAC de baja radiación permanecen libres de enfermedad a los 10 años del diagnóstico y el 92% a las que se detectó un tumor en estadio 1 se consideran curadas”. Con estas palabras inaguró el congreso Claudia Henschke, una de las principales investigadoras del estudio internacional para la detección precoz de cáncer de pulmón IELCAP.

Como directora del Programa de Detección de pulmón y cardíaco en el Centro Médico Mount Sinai de Nueva York, Henschke acudió el viernes al congreso organizado por la Clínica Universidad de Navarra para exponer los resultados obtenidos tras 15 años de trabajo en distintos centros internacional con 70.000 pacientes de 9 países distintos. En España, la Clínica Universidad de Navarra fue el primer centro en sumarse al estudio, llegando a aportar los resultados de 3.000 pacientes. El segundo centro nacional en hacerlo fue el Instituto Valenciano de Oncología (IVO), en 2008.

Según las conclusiones obtenidas de este estudio, mediante un TAC de baja radiación se puede detectar de forma precoz el cáncer de pulmón en población de riesgo. “3 de cada 4 cánceres de pulmón detectados mediante un programa de cribado se curan”, sostuvo el doctor David Yankelevitz, también investigador principal del IELCAP. Este experto fue más allá al afirmar que de aplicarse con periodicidad adecuada y sin interrupción los programas de detección precoz de cáncer de pulmón “la supervivencia podría ser del 100% de los pacientes diagnosticados”.

A pesar de ello, estas conclusiones positivas no resultan del todo esperanzadoras. Según el director del Departamento de Neumología de la Clínica Universidad de Navarra, el doctor Javier Zulueta, es necesario aplicar de manera urgente esta prueba diagnóstica de forma protocolizada para subvertir las cifras de mortalidad por cáncer de pulmón.“Las sociedades científicas españolas lo están asumiendo cada vez más. Desde ahí  se está elaborando un documento de consenso para presentar al Ministerio de Sanidad con la intención de que exista una recomendación de los planes de cribado desde un punto de vista oficial”, afirma el investigador principal del IELCAP en España.

Hoy en día, Estados Unidos es el país que mejor se ha concienciado de ello. El pasado mes de febrero, la administración Obama anunció la aplicación de un programa de cribado para el diagnóstico temprano del cáncer de pulmón, tras las conclusiones positivas obtenidas en un estudio realizado a más de 50.000 individuos. El plan de detección consiste en la realización anual de un escáner (Tomografía Axial Computarizada, TAC) de baja radiación, a fumadores y ex fumadores de entre 55 y 77 años que hayan fumado el equivalente a un paquete al día durante 30 años.

Radiografía del cáncer de pulmón:

A pesar de los últimos avances sanitarios, el cáncer de pulmón sigue siendo la enfermedad oncológica más generalizada y de peor pronóstico, con una mortalidad superior a la suma de los fallecimientos por cáncer de colon, de páncreas y de próstata juntos. Este tumor constituye el 12,3% de todos los nuevos casos de cáncer y la supervivencia de los pacientes ofrece una de las tasas más bajas con un 15% de supervivientes a los 5 años de ser diagnosticados de la enfermedad, siendo la modalidad de cáncer con mayor tasa de mortalidad en los países occidentales.

Según los últimos datos publicados, en Europa se producen unos 410.000 nuevos casos al año de cáncer de pulmón, enfermedad responsable de unas 353.000 muertes al año. En España mueren al año por cáncer de pulmón cerca de 20.000 personas, unas 14 veces más que las que fallecieron en 2013 en accidentes de tráfico.

La causa de la elevada mortalidad del cáncer de pulmón se debe en gran parte a que este tumor comienza a manifestar síntomas en estadios muy avanzados de la enfermedad, es decir, cuando no puede operarse y el tratamiento resulta efectivo en muy pocos casos. El mejor pronóstico se obtiene cuando el tumor se detecta de forma precoz en fases o estadios iniciales, ya que se considera muy agresivo. De esta manera, la prevención es la única manera de salvar vidas, por lo que resulta esencial realizar un diagnóstico con rapidez para poder iniciar los tratamientos adecuados.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

© Clínica Universidad de Navarra 2014