¿Qué deporte es mejor para los niños?

¿Qué deporte es mejor para los niños?

El deporte tiene un efecto positivo en la salud y es muy importante para prevenir el sobrepeso y la obesidad. Juega un papel esencial en el crecimiento, el desarrollo del sistema cardiovascular, el aumento de la densidad ósea y contribuye a mantener la musculatura en buen estado. Al igual que en adultos, en los niños se recomienda una hora de actividad física diaria.

A la hora de plantearse qué deporte deben realizar los niños deberemos tener en cuenta la intensidad del ejercicio. Si no han sufrido enfermedades de relevancia antes y tienen buena salud es seguro que comiencen a realizar deporte sin evaluación médica. Se sabe que niños y adolescentes tienen una capacidad anaeróbica más baja que los adultos, por lo que es conveniente limitar la realización de actividades físicas de alta intensidad como las carreras a alta velocidad o ejercicios que exijan levantar cargas pesadas.

Los deportes que se realizan es un periodo más largo de tiempo y que tienen algo menos de intensidad son las relacionados con la capacidad aeróbica y los que se recomiendan para los más pequeños, como nadar o montar en bicicleta. Para completar este tipo de ejercicio son muy adecuados los ejercicios de fuerza muscular tres o más días por semana, ya sea participando en tareas no estructuradas (como jugar en el parque) o estructuradas como ejercicios con pesas ligeras, bandas elásticas, etc. De la misma manera, las actividades que permiten el fortalecimiento óseo son idóneas para los niños como correr, saltar, tenis o baloncesto.

En el Área de Medicina Deportiva de la Clínica Universidad de Navarra tenemos un laboratorio completo para llevar a cabo las pruebas relativas al ejercicio físico. Por ejemplo, la capacidad aeróbica podemos medirla usando un tapiz rodante o una bicicleta estática. Si queremos una prescripción de ejercicio individualizada es necesario que el niño las realice. Después de llevarlas a cabo, tendremos un plan personalizado que permitirá desarrollar la capacidad cardiorespiratoria, la fuerza muscular y la fortaleza ósea de la manera más adecuada.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

© Clínica Universidad de Navarra 2014