Pilar, paciente con cáncer de mama: “En una semana, con la braquiterapia, acabé el tratamiento”

  • 16 marzo 2017
  • Autor: Clínica Universidad de Navarra
  • Categoría: Actualidad, Mujer
  • 2
Pilar, paciente con cáncer de mama: “En una semana, con la braquiterapia, acabé el tratamiento”

A sus 50 años, Pilar Pérez Colás, vecina de Toro (Zamora), se detectó, casi de casualidad, una alteración en el pecho. A partir de ese momento, todo se sucedió con gran celeridad; tanta, que casi no le dio tiempo a pensar en lo que le estaba ocurriendo. Sufría un cáncer de mama, sin embargo, fue tratada en solo cinco días mediante braquiterapia tras la cirugía de extirpación del tumor. Como ella misma explica, “de esto hace cuatro años, y desde entonces, estoy muy bien, todas las revisiones han salido correctas y estoy libre de enfermedad”.

¿Cómo recuerda el hallazgo del tumor?

Teníamos la boda de un sobrino. Estábamos ilusionados. Me fui a duchar y noté que tenía una pequeña arruga en un pecho. Aquello no me parecía normal. Llamé a mi ginecóloga y pedí una consulta normal. Con tan buena suerte que me dio para el día siguiente.

¿Cuál fue la opinión de su ginecóloga?

Me pregunto qué tal estaba, le dije que tenía esta pequeña preocupación. Me exploró y me dijo: Pilar, qué ojo has tenido; esto no está bien. Has hecho muy bien en venir.

A partir de ahí, ¿cómo se planteó venir a la Clínica?

Ella sabía que yo tenía seguro de ACUNSA con la Clínica. Por eso me recomendó que no me alargase esperando otras consultas y que viniera directamente. En la Clínica corroboraron el diagnóstico de mi ginecóloga. Me confirmaron que tenía un tumor en la mama izquierda, que estaba muy localizado y que me lo había detectado tan rápido que los ganglios no estaban todavía afectados y tenía buen pronóstico.

Le operaron y le implantaron los catéteres para la radioterapia interna posterior (braquiterapia) ¿cómo se le hizo el proceso?

Fue todo muy rápido. Me operaron y a los dos días fue mi cumpleaños. Así que me dieron permiso para irme a casa el fin de semana. El lunes volví y empecé con la radioterapia, todo en cinco días. Lo normal es primero la operación en la que te quitan el tumor y luego empiezan los tratamientos: la radioterapia, quimio, etc…Pero si te operan, en la misma intervención te ponen los catéteres para la radioterapia interna (braquiterapia) y en 5 días te dan todas las sesiones. Es comodísimo porque así no estas cuatro semanas más con tu comedero de cabeza. Y eso es genial. En una semana acabas.

¿Y desde entonces cómo ha ido todo?

Después empecé con las revisiones y me hicieron una prueba genética con la que se conocía el pronóstico de mi tumor. Tuve muy buenos resultados. Fue un punto más para mi tranquilidad. No tengo más que palabras de agradecimiento para los doctores: la Dra. Rodríguez-Spiteri, el Dr. Cambeiro y el Dr. Aramendía, para los equipos médicos y las enfermeras de los distintos departamentos, por su exquisito trato en esos momentos tan delicados.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

© Clínica Universidad de Navarra 2014