Recomendaciones para disfrutar de un aire acondicionado saludable

Recomendaciones para disfrutar de un aire acondicionado saludable

El aire acondicionado tiene muchos efectos beneficiosos, ya que en días de calor con temperaturas por encima de 30º ayuda a llevar de manera agradable la jornada laboral, el tiempo de disfrute en casa, en un restaurante, etc.

Sin embargo, si no se utiliza adecuadamente, puede llegar a causar diversos problemas de salud. Así lo han demostrado diferentes estudios, como el realizado por Roger Dobson en más de novecientas mujeres trabajadoras, quien concluyó que las que desarrollaban su actividad laboral con aire acondicionado asistían 2,3 veces más al otorrinolaringólogo que las que lo hacían bajo ventilación natural; además, encontró que el ausentismo fue 1,7 veces más alto en ese mismo grupo.

¿Qué patologías puede provocar un mal uso del aire acondicionado?

Por supuesto, para valorar la influencia del aire acondicionado en la salud, hay que tener en cuenta las condiciones fisiológicas de las personas expuestas.

No obstante, el mal uso de este sistema puede provocar, principalmente, patologías relacionadas con las vías respiratorias como resfriados, faringitis, laringitis, sequedad nasal, sequedad de garganta, etc. Asimismo, puede ser causa de conjuntivitis irritativa y, si no se cuida correctamente, puede ser reservorio de bacterias y hongos, con sus consecuentes problemas para la salud. Por otro lado, las personas alérgicas al polen o a los ácaros del polvo deben mantener un estricto mantenimiento del aparato de aire acondicionado, para evitar reacciones alérgicas.

Según los especialistas de la Clínica Universidad de Navarra, existen 3 factores importantes a la hora de usar de forma saludable el aire acondicionado:

  • La temperatura de programación idónea: es entre 22 y 25º, a pesar de que algunas recomendaciones indican que sea a partir de 17º. Estudios realizados señalan que cuando la temperatura programada baja de 20º, los problemas que pueden provocar comienzan a ser importantes. Si la temperatura baja a 17º, puede ser motivo de enfermedad en el cien por cien de las personas expuestas.
  • Humedad: tiene que ser del porcentaje adecuado en cada caso.
  • Realizar un adecuado mantenimiento y limpieza de los aparatos de aire acondicionado: muchas veces los problemas surgen porque no han tenido una revisión adecuada. Por otro lado, en ocasiones se realiza un mal uso del sistema, como por ejemplo, encenderlo y apagarlo como si fuera un “ventilador”, o no realizar un control adecuado del flujo de aire. En todos los casos, es importante seguir las indicaciones del vendedor, sobre todo en lo relativo al mantenimiento del aparato.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

© Clínica Universidad de Navarra 2014