Tabaco y deporte: una mala combinación

Tabaco y deporte: una mala combinación

Tabaco y deporte se pueden relacionar desde dos puntos de vista diferentes: el efecto del consumo del tabaco por el deportista y la utilidad de la práctica de un ejercicio para facilitar la desintoxicación.

El deportista que fuma cae en una contradicción de conceptos, probablemente sin saberlo. Por un lado realiza una actividad que mejora la salud y aumenta las expectativas de vida, y por otro, se administra sustancias tóxicas a través del tabaco que contrarrestan cualquier beneficio obtenido por el ejercicio.

La importancia del consumo del tabaco por parte del deportista, y de cualquiera, se centra en dos compuestos el monóxido de carbono (CO) y la nicotina. El primero se une a la hemoglobina de la sangre formando carboxihemoglobina (COHb), disminuyendo la capacidad de la sangre de transportar oxígeno a los músculos y demás tejidos del organismo. Este hecho hará que el músculo se fatigue antes y también se recupere más tarde. Después de dejar de fumar puede tardarse más de un día en eliminar la COHb de la sangre.

Respecto a la nicotina del tabaco, además de ser una de las drogas más adictivas que existen, provoca la liberación de sustancias estimulantes con unos efectos cardiovasculares y neurovegetativos que se manifiestan en el ejercicio aumentando la frecuencia cardiaca y la presión arterial. El resultado es que para las mismas cargas de trabajo que cuando no se ha fumado previamente el corazón trabaja más durante el ejercicio.

Así pues, el consumo de tabaco no sólo afecta a los pulmones, el corazón, las arterias y otros órganos, sino que su uso conlleva una reducción notable del rendimiento físico.

Fumar es uno de los principales factores de riesgo cardiovascular, y realizar actividad física siendo fumador pone más aún en peligro nuestra salud.

Si un fumador desea hacer ejercicio debe someterse a un buen chequeo cardiorrespiratorio de esfuerzo. Y debe considerar seriamente dejar el hábito. De hecho, si uno está preparado, hacer ejercicio aumenta considerablemente las posiblidades de dejar de fumar.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

© Clínica Universidad de Navarra 2014