Alergia al polen en la ciudad

  • 4 mayo 2021
  • Autor: Dra. Teresa Toscano
  • Categoría: Actualidad
  • 0
Alergia al polen en la ciudad

Abril, mayo y junio son los meses con mayor pico de polen y, por tanto, más agudos para los alérgicos a algún tipo de estos gránulos. Una dolencia cada vez más frecuente, ya afecta a más de 8 millones de personas en España, y que ya no se asocia exclusivamente a la naturaleza, ya que cada vez es más común el polen en la ciudad. Precisamente, en las ciudades están presentes las principales plantas que originan estas alergias: las gramíneas, el olivo, los cipreses y los plátanos de sombra.

El polen en la ciudad ha hecho que ya no solo sean las salidas al campo las que generen mayores crisis alérgicas. De hecho, el polen de la ciudad es más agresivo que el del campo o zonas rurales, porque va vehiculizado en las partículas diésel de la contaminación del aire y hace que presente sus partículas más alergénicas.

Sin embargo, esta primavera la necesidad de llevar mascarilla debido al COVID-19 puede convertirse en un aliado para los alérgicos. “La mascarilla evita el paso del polen a puertas de entrada como la mucosa nasal o bronquial, incluso la conjuntiva ocular”, apunta la Dra. Teresa Toscano, especialista de Alergología en Madrid. Sin embargo, recuerda que “deben ser mascarillas de un solo uso, ya que el polen puede quedarse retenido en el exterior de la misma”.

Además, la Dra. Toscano recuerda las principales medidas de prevención para sobrellevar de la mejor forma posible la primavera:

  • Medidas en casa:
    • Evitar ventilar la casa a primeras horas de la mañana y al atardecer.
    • No tender la ropa en el exterior o utilizar la secadora.
    • Puede ser útil el uso de filtros de aire y pulverizar con agua la habitación.
  • Medidas personales
    • Lavarse el pelo y realizar lavados nasales y oculares al volver a casa o antes de acostarse.
    • Usar gafas de sol y mascarilla.
    • Disminuir las actividades al aire libre por la tarde, especialmente la realización de ejercicio físico durante las horas de mayor concentración de polen.
    • Evitar aquellas actividades que puedan remover las partículas de polen como cortar el césped, barrer la terraza, etc. Ni salir al campo en épocas de polinización, en especial los días de tormenta y fuerte viento. De hacerlo, es imprescindible tomar la medicación previamente.
    • No ingerir miel, manzanilla u otros productos derivados del polen.
  • En caso de viaje
    • Si viaja en coche, deberá mantener las ventanillas cerradas. En caso de disponer de aire acondicionado, utilizarlo con el circuito cerrado.
    • Son recomendables los viajes en avión o barco.
    • Es aconsejable el traslado a zonas marítimas en las fechas en las que las molestias suelen ser muy intensas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

© Clínica Universidad de Navarra 2014