Cómo cuidar la piel de nuestras manos ante el COVID-19

  • 8 abril 2020
  • Autor: Dra. Carmen D´Amelio
  • Categoría: Actualidad
  • 3
Cómo cuidar la piel de nuestras manos ante el COVID-19

La higiene de manos es una de las principales medidas para evitar el contagio del COVID-19, que ha ocasionado la situación excepcional en la que nos encontramos. Las pautas aconsejadas por los expertos indican el lavado frecuente con jabón, especialmente al regresar a casa después de estar en posible contacto con el virus.

Además del jabón, se ha incrementado el uso de guantes, alcogel, antisépticos, lejías u otros preparados para la limpieza de superficies. Sustancias que pueden resultar irritantes para nuestra piel. “Toda una serie de cambios que pueden hacer que suframos una dermatitis o eccema en las manos consistente en sequedad, enrojecimiento, descamación y, en algunos casos, picor e, incluso, fisuras sobre todo en personas con antecedentes de atopia o predispuestas por diversos motivos”, advierte la Dra. Carmen D´Amelio, especialista de Alergología con dedicación preferencial a la dermatitis atópica.

Con el objetivo de evitar la aparición de los eccemas o, al menos, de mitigar los efectos adversos de estos productos en la piel, la especialista ofrece las siguientes recomendaciones.

Para la piel sana:

  • Lavar las manos con agua templada, evitando las temperaturas extremas.
  • Emplear soluciones suaves sin jabón, también conocidas como SYNDET o detergentes sintéticos, que se pueden comprar en cualquier parafarmacia.
  • Secar las manos sin frotar, dando toques con una toalla suave.
  • Emplear el alcogel sólo cuando sea necesario, teniendo las manos muy secas previamente.
  • Limitar el tiempo de empleo de los guantes de goma y desecharlos una vez utilizados. Si se utilizan durante más de 10 minutos, es preferible llevar guantes de algodón por debajo.
  • Emplear una loción hidratante suave con frecuencia durante el trabajo. Siempre, después de cada lavado de manos. Y aplicarse una crema hidratante más grasienta, rica en lípidos, preferiblemente que no lleve fragancias, antes de acostarse.

Además de lo anterior, en caso de presentar síntomas, se recomienda:

  • Emplear cremas emolientes (que contienen lactato de sodio, urea, alantoína…) varias veces al día y por la noche antes de dormir.
  • Utilizar cremas con efecto barrera después del lavado de manos para contribuir a proteger las manos de las agresiones externas y de los irritantes.
  • Si hay antecedentes de eccema de manos o dermatitis de contacto y se está presentando una reagudización, emplear el tratamiento indicado en cada caso, según las indicaciones médicas.
  • En caso de síntomas persistentes, acudir al especialista.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

© Clínica Universidad de Navarra 2014