Diagnóstico COVID-19: ¿qué prueba debo hacerme?

  • 23 octubre 2020
  • Autor: Dra. Mirian Fernández
  • Categoría: Actualidad
  • 2
Diagnóstico COVID-19: ¿qué prueba debo hacerme?

Otoño estaba marcado en el calendario por la previsión de una segunda ola de COVID-19, un nuevo repunte que en muchos sitios se ha adelantado. Sin embargo, la nueva estación ha llegado también con nuevas pruebas diagnósticas, el test de detección de antígenos, que aporta, con una de sus principales ventajas, una mayor rapidez en sus resultados.

Sin embargo, el abanico de pruebas existentes lleva a la sociedad a preguntarse qué prueba debe hacerse en cada momento. “La cuestión reside en saber para qué haces esa prueba”, destaca la Dra. Mirian Fernández, especialista del Servicio de Microbiología de la Clínica Universidad de Navarra. “Hay que ver si es por cuestión epidemiológica, si se tienen síntomas o si, por ejemplo, se hacen por cuestión de trabajo o movilidad”.

*En el momento actual, solo es posible realizar estas pruebas en la sede de Pamplona. Le agradecemos su comprensión.

Prueba PCR

Las PCR han sido las pruebas diagnósticas de referencia desde el comienzo de la pandemia para detectar la presencia del virus y conocer si el paciente tiene COVID-19. Consiste en una toma de muestra de exudado nasofaríngeo que habitualmente en 24 horas ofrece los resultados. Aunque, el incremento del número de pruebas realizadas, está retrasando en algunos casos la comunicación de los mismos.

“La fiabilidad de las PCR es muy alta, ya que las secuencias genéticas que se utilizan para la amplificación son específicas del SARS CoV-2 y no de otros coronavirus como el del catarro común”, detalla la Dra. Fernández. Por ello, su uso se ha ampliado a conocer las personas que tienen el virus, presenten o no síntomas, y así controlar la infección.

“Si es por cuestión epidemiológica o de salud pública, para rastrear los contactos estrechos de un paciente positivo, lo que te interesa únicamente es detectar el coronavirus para poder controlar el contagio, por lo que lo ideal es el empleo de la PCR”.

Además, la Clínica cuenta con 4 equipos de PCR capaces de detectar más de 10 patógenos diferentes de vías respiratorios superior, como adenovirus, virus de la gripe o rinovirus. Una prueba específica destinada a pacientes graves o con enfermedades de base, como inmunosuprimidos o en tratamiento oncológico. “Estos paneles tienen un especial interés en pacientes graves que llegan a Urgencias con un cuadro respiratorio, cuando está circulando la COVID-19, gripe, y otros virus, y pueden tener la misma probabilidad de tener uno u otro, sabiendo que el manejo puede variar según la infección, dado que existen antivirales eficaces frente al virus de la gripe, por ejemplo. En esos casos tiene sentido su uso, ya que tener bien caracterizado el origen de la infección ayuda a adecuar y dirigir el tratamiento hacia su causa”, explica.

Test de antígenos

Esta nueva prueba detecta ciertas proteínas en el virus y es capaz de discernir si el paciente ha contraído la infección. Su principal beneficio es la rapidez con la que ofrece los resultados, ya que pueden obtenerse en un periodo de unos 15-30 minutos.

Con una alta fiabilidad de hasta el 95%, pero variable según el tiempo que lleve el paciente infectado y la toma de muestra, estos test parten de una muestra nasofaríngea del paciente recogida con un bastoncillo que se deposita en un dispositivo con un reactivo que, en cuestión de minutos reacciona mostrando la presencia o no de SARS-CoV-2. Es especialmente fiable para pacientes en los primeros días con síntomas, por lo que su uso está encaminado a aquellos pacientes que presentan clínica respiratoria leve para descartar que sea una COVID-19.

“Son pacientes que tienen síntomas respiratorios (congestión nasal, cefalea, dolor de garganta…) que pueden deberse a la gripe, a un resfriado común (originado por un rinovirus) o el coronavirus, entre otros, y en los que descartar la COVID-19 permita adecuar el tratamiento y las medidas de control, como el aislamiento. De esta forma, las repercusiones que tiene el virus en otros ámbitos pueden ser mitigados”, apunta la Dra. Fernández.

Test serológicos

Las últimas pruebas son los conocidos test de anticuerpos, que analizan el nivel de anticuerpos IgA, IgG e IgM presentes en el organismo mediante una extracción de sangre. Sin embargo, este test permite conocer si el paciente ha pasado la enfermedad.

“El test serológico nos puede dar información del paciente durante la infección aguda, y además nos proporciona datos a posteriori para saber si el paciente ha pasado la infección”, señala el Dr. Gabriel Reina, especialista de Microbiología de la Clínica. “Por ello, para confirmar si el paciente sigue con la infección activa sería necesario realizar una PCR”, añade.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

© Clínica Universidad de Navarra 2014