Prevención en el cáncer de hígado

  • 25 mayo 2021
  • Autor: Dr. Bruno Sangro
  • Categoría: Actualidad
  • 0
Prevención en el cáncer de hígado

El hepatocarcinoma es uno de los tumores más frecuentes a nivel mundial y la tercera causa de fallecimiento por cáncer. Con el liderazgo del Dr. Bruno Sangro, de la Clínica Universidad de Navarra, y el Dr. Jordi Bruix, del Hospital Clinic de Barcelona, la comunidad científica, con otros destacados miembros de la Clínica Universidad de Navarra, ha actualizado los últimos avances en el diagnóstico y tratamiento del carcinoma hepatocelular, o cáncer de hígado, en una nueva Guía Clínica del Sistema Nacional de Salud.

Un documento en el que se recomienda el uso de los nuevos fármacos que mejoran la supervivencia de estos pacientes y ya cuentan con la aprobación europea, se establecen nuevas recomendaciones para la indicación de cirugía, y se propugna la prevención primaria a través de la curación de la hepatitis C y el control de los factores de riesgo metabólico asociados a la enfermedad hepática grasa.

Precisamente, como indica el Dr. Bruno Sangro, la prevención se encamina a reducir la exposición a los principales factores de riesgo. En España, la causa más común del tumor de hígado es una enfermedad hepática crónica de larga evolución, que se desarrolla silenciosamente.

¿Cuáles son las principales medidas preventivas?

  • Vacunación: la vacunación universal contra el virus de la hepatitis B, que desde hace años se lleva a cabo en los recién nacidos, aunque aún son muchos los adultos sin vacunar.
  • Erradicación de la hepatitis C: esta infección crónica se cura hoy en día en la inmensa mayoría de los pacientes con un tratamiento recortado y bien tolerado. Identificar a los pacientes infectados para tratarlos es una manera de prevenir la aparición del cáncer.
  • Reducir el consumo de alcohol: el alcohol es uno de los principales factores de riesgo, sobre todo en España según indican los expertos. Por ello, el control del consumo de bebidas alcohólicas, especialmente el consumo diario de cantidades que a veces no parecen excesivas, colabora en el cuidado del hígado.
  • Mantener un peso adecuado: se ha demostrado que la diabetes mellitus y otros factores asociados al síndrome metabólico, como la obesidad o la hipercolesterolemia, se asocian a un incremento de la incidencia de cáncer de hígado.
  • No fumar: el tabaco también incrementa el riesgo de padecer este cáncer, por lo que dejar el hábito ayudará a reducirlo.
  • Control y seguimiento de enfermedades hepáticas crónicas: la cirrosis de cualquier origen es la causa más frecuente de este cáncer, por lo que es importante diagnosticarla a tiempo, tratarla adecuadamente y seguir planes de cribado para este tumor, con ecografías cada seis meses. De esta manera, si aparece un tumor, las posibilidades de curarlo son mucho más altas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

© Clínica Universidad de Navarra 2014