Por qué los niños no deben frotarse los ojos

  • 10 noviembre 2021
  • Autor: Dr. Miguel Naveiras
  • Categoría: Actualidad
  • 0
Por qué los niños no deben frotarse los ojos

¿Te suena el queratocono? Es muy común observar como algunos niños –sobre todo los alérgicos- se frotan fuertemente los ojos para aliviar el picor. Sin embargo, esta costumbre podría ser más peligrosa de lo que imaginamos, pues podrían desarrollar queratocono. Esta enfermedad se caracteriza por el adelgazamiento de la córnea y no tiene un origen conocido, pero sí sabemos con seguridad que frotarse los ojos es un factor de riesgo importante.

Es importante evitar hacerlo, tanto en el caso de los adultos como de los niños, y vigilar que estos no adopten este hábito como solución al picor, ya que las consecuencias de esta enfermedad pueden ser desde leves (aumento de la sensibilidad a la luz) hasta graves (visión borrosa o nublada). Según los síntomas, existen diferentes tratamientos para hacerle frente, pero en última instancia podría ser necesario un trasplante lamelar de córnea.

El doctor Miguel Naveiras Torres-Quiroga, del Departamento de Oftalmología de la Clínica, en el Día Mundial del Queratocono, comparte 8 pautas para evitar el picor de ojos:

  • Mantenerse alejado de posibles alérgenos como polen, polvo, moho o pelo de animales.
  • Llevar una correcta higiene de manos, lavándolas frecuentemente.
  • Evitar la exposición a pantallas durante largos periodos de tiempo y realizar descansos.
  • Ventilar y renovar el aire para prevenir el ojo seco.
  • Utilizar gafas de sol de calidad para evitar la fatiga visual.
  • Aplicar frío con cucharas o bolsas de té enfriadas previamente en la nevera: este método ayuda a aliviar el picor a corto plazo y contribuye a reducir la inflamación.
  • Hidratar la zona con crema específica para contorno de ojos: este tipo de cremas pueden aplicarse alrededor de las cejas, las ojeras y las comisuras de los ojos.
  • Ambiente oscuro: en ocasiones el picor proviene de patologías relacionadas con la fatiga visual, haciéndolos sensibles a la luz. Evitar exponer la vista a la luz durante al menos diez minutos puede calmar la sensación de picor.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

© Clínica Universidad de Navarra 2014